Archivo por meses: noviembre 2016

MUCHÍSIMAS GRACIAS

Foto de familia fin del encuentro (sólo estamos una pequeña muestra, aunque no lo parezca)

Foto de familia fin del encuentro (sólo estamos una pequeña muestra, aunque no lo parezca)

Antes de ponerme a hacer otras cosas y que se me olvide, aprovechando todavía las emociones de estos días, quería agradecer a todas las personas que os habéis enredado de alguna forma u otra en la celebración del Encuentro “Redes y Alianzas en Salud Comunitaria”.

Por eso de estar en la organización y andar un poco de aquí para allá, de estar en todos sitios, pero en ninguno al mismo tiempo, tengo la sensación de no haber dado todos los abrazos ni haber compartido todos los capazos (qué alegría, por cierto, que se haya extendido esta expresión como un activo en salud) que me hubiese gustado. Sin embargo, sí he visto muchas sonrisas, mucha emoción y mucha ilusión por el trabajo bien hecho.

En la clausura del encuentro ya hicimos un resumen de lo vivido. Faltan muchas cosas, seguro (aquí están las propuestas recogidas por Cata y Vicky en la dinámica de redes), porque tiene la frescura del directo y así se ha quedado (con alguna mínima corrección y un añadido importante al final).

Sí quiero redundar en el agradecimiento al Comité organizador por todo lo vivido en los últimos meses: momento críticos, mucho trabajo en forma de reuniones, correos, visitas…, algún problemilla de salud y sobre todo muchas risas. Estamos cansadas, está siendo un trabajo enorme (ahora nos quedará evaluar, entre otras cosicas), pero creo que podemos estar más que satisfechas con el resultado: más de 500 personas compartiendo codo con codo sus experiencias en Salud Comunitaria.

parte del comité organizador del encuentro

parte del comité organizador del encuentro

Hay algunas cuestiones que sí me gustaría destacar de este Encuentro, algunas de tipo organizativo, otras que tienen que ver con cómo soñamos el encuentro:

– La complejidad de trabajar con tantas instituciones diferentes y la alegría de conseguirlo, aunque cada una tengamos en algún momento nuestras estrategias y nuestras formas diversas de trabajar. Ha sido un gustazo comprobar el interés de los diferentes sectores en que esto saliese adelante. Gracias a este apoyo también ha sido posible.

– La ausencia de humos de la industria farmacéutica en el ambiente. Libre de contaminantes empresariales. Sí, se puede hacer un encuentro de calidad sin que esté de por medio Farmaindustria. Éste ha sido un ejemplo más.

– La colaboración de cooperativas vinculadas a la Economía Social y Solidaria en el diseño de carteles y regalos (Base Digital y La Ola). Sí, aquí tengo un conflicto de interés: es el que los gastos que son inevitables sean trabajando con personas que siguen unos criterios de equidad, trabajo, respeto al medioambiente, cooperación, sin carácter lucrativo y con compromiso con el entorno.

– La existencia de un espacio de conciliación dinamizado por Gusantina (otra cooperativa local con un trabajo de base excepcional) que ha permitido que familias puedan acudir con sus criaturas y unas y otras hayan podido disfrutar de este encuentro.

– El procurar hacer de este encuentro un espacio sostenible en cuanto al consumo de agua embotellada (la hidratación en los plenarios ha sido con jarras de agua, que para eso tenemos la suerte de que salga por el grifo agua bebible en esta parte del mundo).

– La participación de un abanico de personas diversas, con una amplia representación de vecinas y vecinos que nunca antes se habían acercado a un encuentro de estas características.

– La calidad de los talleres de formación y de las mesas de debate y experiencias. Muchísimas gracias a todxs por compartir vuestros saberes.

– La puesta en marcha de una sistemática de “observación” a aquellos ponentes y docentes que así lo solicitaron, un feed-back de sus exposiciones con el fin de mejorar la calidad de nuestras presentaciones.

– La altísima disponibilidad para participar y compartir de las personas asistentes, la generosidad y las energías dedicadas.

– Se han presentado más de 100 comunicaciones. Una barbaridad, sí, con una gran complejidad para presentarlas en 14 mesas paralelas. El Comité Científico ha hecho un trabajo espectacular leyéndose las más de 150 recibidas y aunque creíamos que quizás habíamos sido demasiado “buenas” aceptando tantas, la verdad es que no han defraudado las experiencias compartidas.

– Hay dos espacios que me han resultado especialmente emocionantes: por un lado, la constatación de que la Alianza Comunitaria, en la que tanto están trabajando algunos de mis referentes “institucionales”, está en marcha y ya no hay quien la pare. Por otro, la mesa de microexperiencias, la expresión por parte de ciudadanía activa de sus experiencias, que nos llenó a todas las presentes de emoción: por conocerlas y por lo bien que lo contaron.

– Como predecíamos -igual no tanto- el éxito de esta convocatoria (celebrar 20 años de dos redes como RAPPS y PACAP bien merece nuestra asistencia), intentamos dotarle de contenidos diversos, de actividades en paralelo para que todo el mundo encontrase su lugar (los espacios dan para lo que dan…). Esperamos que pese a las limitaciones se hayan disfrutado tanto como lo hemos hecho nosotros.

La verdad es que han sido dos días para recordar… Genial el éxito de la convocatoria, pero a ver quién nos quita ahora esta resaca emocional…Han sido días intensos que llevan un trabajo previo de muchos meses (un año o más), pero que ya habíamos soñado mucho tiempo atrás. Dicen que ha quedado el listón muy alto. Quizás. Creo que tiene que ver con que ya hay unas redes de Salud Comunitaria muy potentes que son reales, que construimos cada día y hemos querido aprovechar esta ocasión para celebrar su existencia.

Lo dicho, ésta ha sido una enorme, maravillosa celebración, resultado de mucho esfuerzo, de mucho trabajo en equipo, de compromiso y de alegría. Ahora seguiremos con nuestro día a día, desarrollando proyectos, afianzando redes, aumentando estos vínculos que ahora nos unen. Y ojalá volvamos a encontrarnos pronto. Porque esto que nos une es importante. Porque estamos generando unas redes que nos importan y porque si lo hacemos juntas ya queda demostrado que lo hacemos bien y si hay cosas que hacemos tan bien, hagámoslas. Y mucho.

MUCHÍSIMAS GRACIAS

Patricia Escartín Lasierra. Coordinadora del Comité organizador del Encuentro Redes y Alianzas en Salud Comunitaria (la Pati)

AQUÍ UNAS FOTOS

AQUÍ EL VÍDEO DE LOS 20 AÑOS DEL PACAP

 

Porque no todo va a ser ciencia…

…Desde el Comité del Encuentro “Redes y Alianzas en Salud Comunitaria” creemos que tan importante es nutrirnos a nivel formativo como en el plano “informal” de relación. Por eso la comisión de festejos ha realizado un Mapeo, digno de nuestros maestros Mariano Hernán y Rafa Cofiño, que hemos llamado “Mapeo de Activos en vermú” y en el que os facilitamos algunos espacios donde comer/cenar más allá de la comida del viernes del Encuentro:

Mapeo de Activos en Vermú. #20PACAP

https://goo.gl/maps/pB9tB4o1PTJ2

Por descontado, nuestro único conflicto de interés con estos establecimientos es el que sea cual sea el que visitéis, que nos lo digáis y nos invitéis a una. Lo bien compartido sabe mejor.

Además del aspecto festivo, queremos dar un espacio a la reivindicación y os invitamos a participar también en la Concentración contra las violencias machistas que tendrá lugar una vez terminado el encuentro, a las 19.30h en la Plaza España de Zaragoza.

15109443_374643542873015_1484212942770945177_n

A una semana del Encuentro…

pacap

Ahora que queda una semana para que nos encontremos en Zaragoza, es hora de hacer balance de algunas de las paradas de nuestro “Itinerario en Salud Comunitaria”. A lo largo de los últimos meses hemos sido partícipes de algunas de las muchas actividades que se realizan a diario en muy diversos territorios en torno a la salud comunitaria y la promoción de la salud.

La salud comunitaria ha tenido su espacio en los congresos de la SVMFiC y de Atención Primaria de La Rioja. Hemos visto cómo los procesos de participación comunitaria en salud se extienden por el territorio asturiano desde los barrios a las comarcas. La potenciación de los agentes de salud y pacientes activos en las 4as jornadas de salud comunitaria de Agüimes (Canarias). La Sexta Trobada en Balears ha mostrado un año más cómo el trabajo intersectorial es posible para la promoción de la salud de nuestras comunidades. Nos han llegado los procesos formativos en salud comunitaria en unidades docentes que dan la importancia y el valor que tiene esta formación para la abogacía para la salud de quienes creemos que es necesario re-enfocar nuestra labor cotidiana y nuestros servicios. Estamos viendo cómo desde diferentes municipios se están desarrollando y potenciando proyectos que nos cuidan, incluso en las grandes urbes, como Madrid (Ciudad de los cuidados) y Barcelona (con todo lo que estamos aprendiendo a través del proyecto Sophie). En Burgos, en el congreso de la Asociación de Enfermería Comunitaria recordaron una vez más el papel de las y los profesionales de enfermería en el desarrollo y mantenimiento de la salud comunitaria. Un año más, en la Escola de Salut Pública de Menorca tuvimos nuestro kamchatka, nuestro lugar donde resistir y cargarnos las pilas al encontrarnos muchas de las personas que creemos que la mejora de las vidas de las personas tienen que ver con un marco muy amplio en el que nosotras somos una pieza más, necesaria, por lo que debemos conocernos, formarnos en diferentes herramientas que nos puedan ayudar y enredarnos para hacerlo posible. En diferentes territorios ha habido Jornadas de Promoción Participación en Salud y de Desigualdades Sociales en Salud (EuskalHerria, Aragón, Andalucía…). Desde los barrios de las ciudades y los pueblos se desarrollan a diario múltiples actividades, que parecen pequeñas, pero que mejoran la calidad de vida y la salud de nuestras comunidades. Algunos de estos proyectos se han presentado en congresos internacionales, como la WONCA. Los mapeos de activos, el photovoice, los proyectos audiovisuales, los grupos proCC…han mostrado que son herramientas útiles y apreciadas por la ciudadanía en la mejora de su salud, como bien muestran los proyectos Mapeando Carabanchel, el HHH proyect, el certamen Cine y Salud o los procesos de participación en los Centros Madrid Salud, por poner sólo unos ejemplos. La formación de agentes de salud comunitaria también está mostrando su valor en enfermedades como el Chagas y no hay que olvidar el grandísimo valor de la formación en salud desde las escuelas, con el ejemplo de la Red Aragonesa de Escuelas Promotoras de Salud.

Éstos son sólo un puñado de ejemplos de los cientos de actividades que a diario mejoran nuestra salud, acciones que interrelacionan a diferentes sectores, desde el marco de la equidad y de los determinantes de la salud. Son marcos de encuentro en los que reconocernos, como debemos reconocer otras actuaciones cotidianas desde todas las políticas, que mejoran nuestra calidad de vida y la de nuestras poblaciones.

Ahora ya sólo queda celebrarlo. Por eso estamos con tantas ganas de que lleguen los días 24 y 25 de noviembre y nos veamos en Zaragoza. El Encuentro “redes y alianzas en salud comunitaria” queremos que sea un espacio que todas las participantes (quienes ya llevan muchos años trabajando por la salud comunitaria y quienes acabar de descubrirla, quienes no sabían que ya estaban enredadas en esto de la comunitaria, quienes desde su posición en el mundo pueden influir directamente en la promoción y el cuidado de la salud de toda la población,etc) sientan como propio y lo disfrutemos. ¡Os esperamos!