Archivo de la categoría: Sin categoría

Cuidando a Pilar nos cuidamos todas

cuidados-ancianas

Cuando la cuidadora de Pilar se fue de vacaciones a su país de origen después de un montón de años sin visitar a sus hijos y familiares (pero esto de las cadenas globales de cuidados da para otra historia que contar), pensé para mí: “ojalá que en este tiempo no le pase nada grave porque si no no sé qué haremos…”. Me equivoqué por completo en mis pensamientos. En cuanto se fue la cuidadora, los escasos vecinos y vecinas de este remoto pueblo de la provincia de Teruel, se organizaron para llevarle la comida, hacerle visitas mañana y tarde y ver si Pilar necesitaba alguna que otra cosa más.

Casi habíamos superado sin incidentes el tiempo en el que Pilar se quedaba sin cuidadora cuando me llamaron para que fuera, se había caído en su casa, parecía que se había roto el brazo y la cadera. Cuando llegué estaba medio pueblo a ver si podía ayudar en algo. Resulta que llevaba ya un rato en el suelo; se había levantado temprano a limpiar porque “venían los del oxígeno”. Cuando llegaron nadie abría, el técnico del oxígeno domiciliario fue a llamar a un vecino para que abriera la puerta. Por supuesto que los vecinos tenían llaves, ¡y menos mal!

Se cayó porque estaba sola, porque tiene algo de dificultad para moverse, porque en su casa hay demasiadas cosas y demasiados muebles por el medio, porque en vez de tomar las pastillas del mareo, se tomaba un ansiolítico en cuya caja ponía “MAREO”… Se cayó y no pudo avisar a nadie porque el botón de la teleasistencia estaba colgando del cabecero de la cama… Pero esto también son otras historias para contar…

La remití al hospital. Entre los vecinos se organizaron para acompañarla en su corta estancia hospitalaria; y digo corta porque a las 48h ya estaba de vuelta a su casa en un pueblo perdido de Teruel con el húmero y la pelvis rota, para hacer reposo domiciliario. Nadie en el hospital se preguntó cómo se las iba a apañar esta mujer octogenaria en su casa, sola y sin posibilidad de moverse… y aquí viene lo verdaderamente fascinante: todo el vecindario participó en los cuidados de Pilar.

Se encargaron de verificar la medicación que estaba tomando y las pautas de tratamiento, le hacían los cambios posturales, la asearon, le cambiaron el pañal, le prepararon el desayuno, la comida y la cena, se la dieron, le limpiaron la cocina, facilitaron el acceso a la habitación, etc.

Entre otras cosas se dieron cuenta de que Pilar tenía una tripa que no era normal, demasiado hinchada, a pesar de que iba bien al baño. Por este motivo llegó de nuevo al hospital, con la subsiguiente organización vecinal para acompañarla. Esta vez ya se encargaron de hablar con la trabajadora social del hospital y de la comarca para poner en conocimiento la situación de fragilidad de Pilar. También se dieron cuenta de que con su cuidadora habitual (que volvía justo durante el segundo ingreso) no iba a ser suficiente para cubrir las necesidades que Pilar necesitaba en ese momento.

Actualmente Pilar ya ha vuelto a su domicilio, está con su cuidadora habitual y tal vez su vida no vaya a cambiar sustancialmente.

Esta es una pequeña historia de vida de la que sacamos muchas lecciones. La primera y más importante: lo que son los Activos en Salud, la Medicina, la Solidaridad y la Humanidad Comunitaria. Sí, así escritas, con mayúsculas. Sabemos que lo que nos enferma y nos cura son los contextos en los que nacemos y vivimos y no tanto los cuidados que podemos llegar a proporcionar desde los servicios sanitarios. Que la historia de Pilar (como la de tantas Pilares que han pasado por nuestras vidas) tiene que ver mucho con el cuidado colectivo. Con el tejido de redes, con las interdependencias y la importancia de sentirse “parte de”. Una sociedad sana es aquella para la que cada uno de sus miembros es importante y por eso se le cuida, sobre todo si pasa por un momento de mayor vulnerabilidad. Mejor si es entre todos y no sólo recayendo en las mujeres. Ojalá fuésemos más conscientes de esto. Es lo que se pretende potenciar con iniciativas como La Escalera o visibilizar con el Paro de Mujeres de este 8 de marzo. Nuestra buena salud depende de nuestro entorno y de los cuidados que aportamos y recibimos del mismo. Por eso compartir esta historia nos parecía importante. El caso de Pilar es una muestra muy concreta de que un pueblo unido, por muy lejos y despoblado que esté, salva la vida de sus vecinas y vecinos.

Mónica Lasheras Barrio y Patricia Escartín Lasierra. Médicas de familia y comunitaria. Grupo PACAP Aragón.

Artículo publicado originalmente en la web de AraInfo con motivo del especial #8Marzo: http://arainfo.org/cuidando-a-pilar-nos-cuidamos-todas/

MUCHÍSIMAS GRACIAS

Foto de familia fin del encuentro (sólo estamos una pequeña muestra, aunque no lo parezca)

Foto de familia fin del encuentro (sólo estamos una pequeña muestra, aunque no lo parezca)

Antes de ponerme a hacer otras cosas y que se me olvide, aprovechando todavía las emociones de estos días, quería agradecer a todas las personas que os habéis enredado de alguna forma u otra en la celebración del Encuentro “Redes y Alianzas en Salud Comunitaria”.

Por eso de estar en la organización y andar un poco de aquí para allá, de estar en todos sitios, pero en ninguno al mismo tiempo, tengo la sensación de no haber dado todos los abrazos ni haber compartido todos los capazos (qué alegría, por cierto, que se haya extendido esta expresión como un activo en salud) que me hubiese gustado. Sin embargo, sí he visto muchas sonrisas, mucha emoción y mucha ilusión por el trabajo bien hecho.

En la clausura del encuentro ya hicimos un resumen de lo vivido. Faltan muchas cosas, seguro (aquí están las propuestas recogidas por Cata y Vicky en la dinámica de redes), porque tiene la frescura del directo y así se ha quedado (con alguna mínima corrección y un añadido importante al final).

Sí quiero redundar en el agradecimiento al Comité organizador por todo lo vivido en los últimos meses: momento críticos, mucho trabajo en forma de reuniones, correos, visitas…, algún problemilla de salud y sobre todo muchas risas. Estamos cansadas, está siendo un trabajo enorme (ahora nos quedará evaluar, entre otras cosicas), pero creo que podemos estar más que satisfechas con el resultado: más de 500 personas compartiendo codo con codo sus experiencias en Salud Comunitaria.

parte del comité organizador del encuentro

parte del comité organizador del encuentro

Hay algunas cuestiones que sí me gustaría destacar de este Encuentro, algunas de tipo organizativo, otras que tienen que ver con cómo soñamos el encuentro:

– La complejidad de trabajar con tantas instituciones diferentes y la alegría de conseguirlo, aunque cada una tengamos en algún momento nuestras estrategias y nuestras formas diversas de trabajar. Ha sido un gustazo comprobar el interés de los diferentes sectores en que esto saliese adelante. Gracias a este apoyo también ha sido posible.

– La ausencia de humos de la industria farmacéutica en el ambiente. Libre de contaminantes empresariales. Sí, se puede hacer un encuentro de calidad sin que esté de por medio Farmaindustria. Éste ha sido un ejemplo más.

– La colaboración de cooperativas vinculadas a la Economía Social y Solidaria en el diseño de carteles y regalos (Base Digital y La Ola). Sí, aquí tengo un conflicto de interés: es el que los gastos que son inevitables sean trabajando con personas que siguen unos criterios de equidad, trabajo, respeto al medioambiente, cooperación, sin carácter lucrativo y con compromiso con el entorno.

– La existencia de un espacio de conciliación dinamizado por Gusantina (otra cooperativa local con un trabajo de base excepcional) que ha permitido que familias puedan acudir con sus criaturas y unas y otras hayan podido disfrutar de este encuentro.

– El procurar hacer de este encuentro un espacio sostenible en cuanto al consumo de agua embotellada (la hidratación en los plenarios ha sido con jarras de agua, que para eso tenemos la suerte de que salga por el grifo agua bebible en esta parte del mundo).

– La participación de un abanico de personas diversas, con una amplia representación de vecinas y vecinos que nunca antes se habían acercado a un encuentro de estas características.

– La calidad de los talleres de formación y de las mesas de debate y experiencias. Muchísimas gracias a todxs por compartir vuestros saberes.

– La puesta en marcha de una sistemática de “observación” a aquellos ponentes y docentes que así lo solicitaron, un feed-back de sus exposiciones con el fin de mejorar la calidad de nuestras presentaciones.

– La altísima disponibilidad para participar y compartir de las personas asistentes, la generosidad y las energías dedicadas.

– Se han presentado más de 100 comunicaciones. Una barbaridad, sí, con una gran complejidad para presentarlas en 14 mesas paralelas. El Comité Científico ha hecho un trabajo espectacular leyéndose las más de 150 recibidas y aunque creíamos que quizás habíamos sido demasiado “buenas” aceptando tantas, la verdad es que no han defraudado las experiencias compartidas.

– Hay dos espacios que me han resultado especialmente emocionantes: por un lado, la constatación de que la Alianza Comunitaria, en la que tanto están trabajando algunos de mis referentes “institucionales”, está en marcha y ya no hay quien la pare. Por otro, la mesa de microexperiencias, la expresión por parte de ciudadanía activa de sus experiencias, que nos llenó a todas las presentes de emoción: por conocerlas y por lo bien que lo contaron.

– Como predecíamos -igual no tanto- el éxito de esta convocatoria (celebrar 20 años de dos redes como RAPPS y PACAP bien merece nuestra asistencia), intentamos dotarle de contenidos diversos, de actividades en paralelo para que todo el mundo encontrase su lugar (los espacios dan para lo que dan…). Esperamos que pese a las limitaciones se hayan disfrutado tanto como lo hemos hecho nosotros.

La verdad es que han sido dos días para recordar… Genial el éxito de la convocatoria, pero a ver quién nos quita ahora esta resaca emocional…Han sido días intensos que llevan un trabajo previo de muchos meses (un año o más), pero que ya habíamos soñado mucho tiempo atrás. Dicen que ha quedado el listón muy alto. Quizás. Creo que tiene que ver con que ya hay unas redes de Salud Comunitaria muy potentes que son reales, que construimos cada día y hemos querido aprovechar esta ocasión para celebrar su existencia.

Lo dicho, ésta ha sido una enorme, maravillosa celebración, resultado de mucho esfuerzo, de mucho trabajo en equipo, de compromiso y de alegría. Ahora seguiremos con nuestro día a día, desarrollando proyectos, afianzando redes, aumentando estos vínculos que ahora nos unen. Y ojalá volvamos a encontrarnos pronto. Porque esto que nos une es importante. Porque estamos generando unas redes que nos importan y porque si lo hacemos juntas ya queda demostrado que lo hacemos bien y si hay cosas que hacemos tan bien, hagámoslas. Y mucho.

MUCHÍSIMAS GRACIAS

Patricia Escartín Lasierra. Coordinadora del Comité organizador del Encuentro Redes y Alianzas en Salud Comunitaria (la Pati)

AQUÍ UNAS FOTOS

AQUÍ EL VÍDEO DE LOS 20 AÑOS DEL PACAP

 

Crónica Congreso Promoción de la Salud (Bilbao 14-15 mayo 2015)

Foto extraída del twitter de Amaia Bacigalupe

Foto extraída del twitter de Amaia Bacigalupe

La semana pasada, los días 14 y 15 de mayo se celebró en Bilbao el I Congreso de Promoción de la Salud. Un espacio inicialmente pensado para el ámbito local, pero “como no podía ser menos en Bilbao”, acabó aunando a más de 350 personas llegadas de un montón de territorios, incluidas personas desde Argentina o Costa Rica.

La inauguración corrió a cargo de Rafa Cofiño. La historia de Mª Teresa, hiló algunos de los momentos más importantes para la Promoción de la Salud, de algunas de las personas que la hacen posible, de nuestras vidas y nuestra epigenética.

Durante estas dos jornadas han sido muchas las experiencias compartidas en formato póster o con las numerosas comunicaciones orales en torno al urbanismo y la actividad física, las escuelas saludables, la promoción de la salud desde la Atención Primaria o las herramientas 2.0, por poner sólo unos ejemplos.

El congreso llevaba por título “Innovando para unos entornos y políticas públicas más saludables”, por lo que se ha hablado (y mucho) sobre Salud en todas las políticas. En la mesa dedicada específicamente a este tema se habló de la contribución de las políticas no sanitarias en la construcción de salud, de la necesidad de voluntad política para integrar la valoración de la salud, de la sensibilización sobre el modelo de Determinantes Sociales de la Salud, del papel de la administración local o de lo que ya dijese Ilona Kichburch, que “la salud es una opción política”.

También se habló mucho de participación ciudadana. De la participación como herramienta transformadora, del poder del pueblo, de la crítica (o no) al término “empoderamiento”, de quitar la asimetría de poder para que haya una participación (crítica) real.

El desarrollo de la promoción de la salud en los entornos educativo y sanitario o la experiencia de cuidado de la salud cardiovascular en los barrios también tuvo su espacio. Así como la introducción de la perspectiva de equidad, la importancia de la calidad, internet y salud en infancia y adolescencia o cómo el sistema capitalista produce malestares cotidianos que la promoción de la salud puede paliar.

Además, hubo tiempo para las dinámicas comunitarias y para el debate sobre cómo plantear un enfoque comunitario en las consultas de Atención Primaria. Incluso hubo tiempo para la grabación de un vídeo-clip…

Cabe destacar que el Congreso estuvo libre de humos de la industria farmacéutica, contó con la colaboración en el cátering de una empresa de inserción social con alimentación ecológica y vegetariana y con la inestimable participación voluntaria de estudiantes de la EUE País Vasco.

AQUÍ se puede consultar el Libro con los resúmenes de comunicaciones y ponencias.

AQUÍ algunos comentarios y fotos de twitter.

De Bilbao nos trajimos muchas cosas buenas (incluso una maleta que no era nuestra y que nos ha dado más ideas…), así que desde aquí nuestra enhorabuena a la organización y a lxs participantes por todo lo compartido.

Foto extraída del twitter de Luis Gimeno

Foto extraída del twitter de Luis Gimeno

VI Jornada RAEPS y XIII Festival Cine y Salud

Hoy queremos compartir dos iniciativas de larga trayectoria y en la que participan, sobre todo, centros educativos en el cuidado de la salud:

– El pasado 11 de marzo tuvo lugar la VI Jornada de la Red Aragonesa de Escuelas Promotoras de Salud (RAEPS), que versó sobre un tema de interés general: la alimentación en las escuelas. Podéis disfrutar de la crónica y las presentaciones a través de este enlace  y desde aquí felicitamos al CEIP Cándido Domingo, del que ya hemos hablado en alguna ocasión, por su premio en el concurso ¡La hora de la fruta!

DSC09974 (copia)

– Ya está en marcha el XIII Certamen Cine y Salud, con el visionado on line de todos los trabajos presentados y que culminará con la fiesta de entrega de premios el próximo 18 de abril. Para más información: http://cineysalud.blogspot.com.es/

Vídeo del XVI Encuentro PACAP y más

IMG_20141121_144038 (copia)

¿Por qué recomendaríamos una y mil veces que participéis en los Encuentros del PACAP?

Aquí algunas diferencias respecto a otros congresos relacionados con el mundo sanitario…

– Un encuentro multidisciplinar y multigeneracional: vecinas, médicas, trabajadoras sociales, enfermeros, sociólogos, epidemiólogas y salubristas, psicólogas…estudiantes, residentes, precarias, prejubilados…

– 30€ de inscripción y ausencia de industria farmacéutica implicada

– Idilio entre sociedades científicas varias

– De 15 ponentes, 11 mujeres y 4 hombres. Del comité científico y organizador, 13 mujeres versus 4 hombres.

– Menos mesas unidireccionales y más espacios en los que participar. Mucho uso del suelo como espacio donde encontrarse a la misma altura

– Espacios de debate y teatro. Casos y vídeos.

– Y sobre todo, sobre todo, atención a todas y cada una de las sonrisas que aparecen en este VÍDEO y a todas y cada una de las voces que se escuchan. Apenas 10 minutos para toda una jornada que dio para mucho más

(también hay cosas que igualan a otros congresos, sí, personas que dedican muchas horas de trabajo a que todo salga lo mejor posible, cosas a mejorar y un acto institucional en el que los hombres eran protagonistas)