MUCHÍSIMAS GRACIAS

Foto de familia fin del encuentro (sólo estamos una pequeña muestra, aunque no lo parezca)

Foto de familia fin del encuentro (sólo estamos una pequeña muestra, aunque no lo parezca)

Antes de ponerme a hacer otras cosas y que se me olvide, aprovechando todavía las emociones de estos días, quería agradecer a todas las personas que os habéis enredado de alguna forma u otra en la celebración del Encuentro “Redes y Alianzas en Salud Comunitaria”.

Por eso de estar en la organización y andar un poco de aquí para allá, de estar en todos sitios, pero en ninguno al mismo tiempo, tengo la sensación de no haber dado todos los abrazos ni haber compartido todos los capazos (qué alegría, por cierto, que se haya extendido esta expresión como un activo en salud) que me hubiese gustado. Sin embargo, sí he visto muchas sonrisas, mucha emoción y mucha ilusión por el trabajo bien hecho.

En la clausura del encuentro ya hicimos un resumen de lo vivido. Faltan muchas cosas, seguro (aquí están las propuestas recogidas por Cata y Vicky en la dinámica de redes), porque tiene la frescura del directo y así se ha quedado (con alguna mínima corrección y un añadido importante al final).

Sí quiero redundar en el agradecimiento al Comité organizador por todo lo vivido en los últimos meses: momento críticos, mucho trabajo en forma de reuniones, correos, visitas…, algún problemilla de salud y sobre todo muchas risas. Estamos cansadas, está siendo un trabajo enorme (ahora nos quedará evaluar, entre otras cosicas), pero creo que podemos estar más que satisfechas con el resultado: más de 500 personas compartiendo codo con codo sus experiencias en Salud Comunitaria.

parte del comité organizador del encuentro

parte del comité organizador del encuentro

Hay algunas cuestiones que sí me gustaría destacar de este Encuentro, algunas de tipo organizativo, otras que tienen que ver con cómo soñamos el encuentro:

– La complejidad de trabajar con tantas instituciones diferentes y la alegría de conseguirlo, aunque cada una tengamos en algún momento nuestras estrategias y nuestras formas diversas de trabajar. Ha sido un gustazo comprobar el interés de los diferentes sectores en que esto saliese adelante. Gracias a este apoyo también ha sido posible.

– La ausencia de humos de la industria farmacéutica en el ambiente. Libre de contaminantes empresariales. Sí, se puede hacer un encuentro de calidad sin que esté de por medio Farmaindustria. Éste ha sido un ejemplo más.

– La colaboración de cooperativas vinculadas a la Economía Social y Solidaria en el diseño de carteles y regalos (Base Digital y La Ola). Sí, aquí tengo un conflicto de interés: es el que los gastos que son inevitables sean trabajando con personas que siguen unos criterios de equidad, trabajo, respeto al medioambiente, cooperación, sin carácter lucrativo y con compromiso con el entorno.

– La existencia de un espacio de conciliación dinamizado por Gusantina (otra cooperativa local con un trabajo de base excepcional) que ha permitido que familias puedan acudir con sus criaturas y unas y otras hayan podido disfrutar de este encuentro.

– El procurar hacer de este encuentro un espacio sostenible en cuanto al consumo de agua embotellada (la hidratación en los plenarios ha sido con jarras de agua, que para eso tenemos la suerte de que salga por el grifo agua bebible en esta parte del mundo).

– La participación de un abanico de personas diversas, con una amplia representación de vecinas y vecinos que nunca antes se habían acercado a un encuentro de estas características.

– La calidad de los talleres de formación y de las mesas de debate y experiencias. Muchísimas gracias a todxs por compartir vuestros saberes.

– La puesta en marcha de una sistemática de “observación” a aquellos ponentes y docentes que así lo solicitaron, un feed-back de sus exposiciones con el fin de mejorar la calidad de nuestras presentaciones.

– La altísima disponibilidad para participar y compartir de las personas asistentes, la generosidad y las energías dedicadas.

– Se han presentado más de 100 comunicaciones. Una barbaridad, sí, con una gran complejidad para presentarlas en 14 mesas paralelas. El Comité Científico ha hecho un trabajo espectacular leyéndose las más de 150 recibidas y aunque creíamos que quizás habíamos sido demasiado “buenas” aceptando tantas, la verdad es que no han defraudado las experiencias compartidas.

– Hay dos espacios que me han resultado especialmente emocionantes: por un lado, la constatación de que la Alianza Comunitaria, en la que tanto están trabajando algunos de mis referentes “institucionales”, está en marcha y ya no hay quien la pare. Por otro, la mesa de microexperiencias, la expresión por parte de ciudadanía activa de sus experiencias, que nos llenó a todas las presentes de emoción: por conocerlas y por lo bien que lo contaron.

– Como predecíamos -igual no tanto- el éxito de esta convocatoria (celebrar 20 años de dos redes como RAPPS y PACAP bien merece nuestra asistencia), intentamos dotarle de contenidos diversos, de actividades en paralelo para que todo el mundo encontrase su lugar (los espacios dan para lo que dan…). Esperamos que pese a las limitaciones se hayan disfrutado tanto como lo hemos hecho nosotros.

La verdad es que han sido dos días para recordar… Genial el éxito de la convocatoria, pero a ver quién nos quita ahora esta resaca emocional…Han sido días intensos que llevan un trabajo previo de muchos meses (un año o más), pero que ya habíamos soñado mucho tiempo atrás. Dicen que ha quedado el listón muy alto. Quizás. Creo que tiene que ver con que ya hay unas redes de Salud Comunitaria muy potentes que son reales, que construimos cada día y hemos querido aprovechar esta ocasión para celebrar su existencia.

Lo dicho, ésta ha sido una enorme, maravillosa celebración, resultado de mucho esfuerzo, de mucho trabajo en equipo, de compromiso y de alegría. Ahora seguiremos con nuestro día a día, desarrollando proyectos, afianzando redes, aumentando estos vínculos que ahora nos unen. Y ojalá volvamos a encontrarnos pronto. Porque esto que nos une es importante. Porque estamos generando unas redes que nos importan y porque si lo hacemos juntas ya queda demostrado que lo hacemos bien y si hay cosas que hacemos tan bien, hagámoslas. Y mucho.

MUCHÍSIMAS GRACIAS

Patricia Escartín Lasierra. Coordinadora del Comité organizador del Encuentro Redes y Alianzas en Salud Comunitaria (la Pati)

AQUÍ UNAS FOTOS

AQUÍ EL VÍDEO DE LOS 20 AÑOS DEL PACAP

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Blue Captcha Image
Refrescar

*